vence el miedo . mejora tu autoestima . recupera la confianza . alcanza tus metas
Las flores verdes no existen
Las flores verdes no existen

Las flores verdes no existen

Las flores verdes no existen

Cuando yo estaba en primer grado, una maestra de arte nos entregó una hoja para colorear, el dibujo era un ramo con tres flores grandes en diferentes posiciones (creo que hasta eran unas orquídeas), yo muy contenta empecé a colorear mis flores usando el estilo “ombré” (de más oscuro a más claro) el único “problema” (para mi maestra) fue que usé mi color favorito… el verde.

Cuando la maestra me pasa por el lado para ver mi trabajo, me dice: “las flores verdes no existen” y me quitó el crayón verde y me dió uno rosado… 😠 yo teminé de colorear, pero ya no estaba contenta… pues mis flores, dentro de mi mente eran verdes, yo quería mis flores verdes.

Muchos años han pasado desde ese entonces, pero como puedes darte cuenta nunca se me ha olvidado que esa maestra en vez de inspirarme a buscar información o aprender más acerca de las flores verdes, (si estaba tan segura de que no existían) decidió anular mi creatividad y me obligó a encajonarme en lo que para ella era la verdad absoluta.

Años más tarde, cuando había tomado la decisión de separarme de mi ex, el me dijo: “tú nunca vas a poder “echar pa’ lante” sola, hace mucho dejaste tu profesión, ya nadie te conoce, ya no tienes contactos, vas a tener que rogarme que vuelva contigo”.

Yo no sabía como lo iba a hacer, pero muy dentro de mi yo sentía la seguridad de que podía salir a flote.

Recuerdo que me dijo: “no vas a conseguir trabajo, porque hoy en día la gente está perdiendo sus empleos, por lo tanto no hay un trabajo esperando por tí” (como ves, estaba intentando quitarme el crayón) Yo le contesté: “esa es su realidad, no la mía” … esta vez NO entregué el crayón 🖍️, y le dije: “déjame demostrártelo”.

Resulta que las flores verdes si existen, yo he tenido esta misma variedad de orquídea que ves arriba precisamente porque me recuerda esas experiencias y me demuestra que a veces aunque otras personas no te entiendan, no tengan tu visión, traten de anularte, burlarse de ti, ignorarte, despreciarte, minimizarte, al final puede ser que resultes teniendo la razón o alcanzando el éxito.

La ignorancia sumada a la arrogancia crean una combinación peligrosa. Es mejor mantenernos humildes, abiertas a nuevas ideas y ávidas de conocimiento.

Si tienes un sueño, una visión, una meta no permitas que NADIE en su falta de conocimiento te quite el crayón.

Dibuja tu futuro, dale a tu vida un color especial, nunca es demasiado tarde. Es mejor vivir una semana en pleno gozo, que 50 años sintiéndote vacía y sin propósito.

Desde hace muchos años me di cuenta de que Dios quería que yo usara mis experiencias y habilidades para impactar las vidas de otras mujeres que estaban pasando por lo mismo que yo pasé, esa es mi visión, ese es mi sueño, sin embargo, hasta esta mañana pensaba que yo no tenía mucho que ofrecer, pensaba: “quien soy yo para…”

Entonces, esta mañana Dios me habló y me dijo: “tienes que serme fiel con lo poco que tienes” (y rápido pensé en este blog y en mi pequeño grupo de seguidoras) y supe que se refería a esto.

No importa quien soy, es en realidad, quien soy en Cristo, lo que Dios tiene para darte a través de mi voz (o escritos) y me di cuenta de que si solo puedo llegar a una persona (tú) y hacer alguna diferencia, todo valió la pena y el Señor me hará llegar a más personas.

Confía en tu potencial y confía que cuando llegues a tu límite, hay un Dios con poder ilimitado que puede hacer posible lo nadie más puede hacer.

Leave a Reply

Your email address will not be published.