vence el miedo . mejora tu autoestima . recupera la confianza . alcanza tus metas
Identificar que fuiste víctima de maltrato es el comienzo de una vida transformada
Identificar que fuiste víctima de maltrato es el comienzo de una vida transformada

Identificar que fuiste víctima de maltrato es el comienzo de una vida transformada

¿Cuándo te diste cuenta de que en realidad eras víctima de maltrato?

Identificar que fuiste víctima de maltrato es el primer paso para la sanación. Una vez identificas que tu ex pareja padecía de un desorden de personalidad, puedes entender que su conducta no era causada por tí. Nada que tú hicieras o dejaras de hacer, dijeras o dejaras de decir causaba o justificaba su conducta.

No tienes que sentir verguenza o coraje contigo misma por haber sido víctima de maltrato.

No vale de nada que te lamentes y te castigues a ti misma por el tiempo perdido o por lo que pudo ser y no fue. No vale de nada vivir recordando las banderas rojas que debiste ver y no viste.

Este es momento de reconocer que lo que sucedió está en el pasado, aprender de ello y PERDONARTE. Esto es esencial para poder empezar a ver la vida diferente.

la mayoría de víctimas de maltrato no están conscientes de que están siendo abusadas
>El amor no debería doler<

Mi caso: Estuve casada 13 años, pero pensaba que simplemente “mi esposo tenía mal genio y era machista…” no fue hasta años después de mi divorcio que buscando sanar de todas las secuelas del maltrato descubrí el término “narcisista” y pude ver claramente y entenderlo todo.

En ese momento, yo no sabía que todo lo que me estaba pasando (dificultad en la toma de decisiones, me paralizaba la inseguridad, no tenía confianza en mi misma, en fin, ya yo no era la persona que era antes de la relación con él) eran secuelas de ser víctima del abuso narcisista.

Yo pensaba en mi persona antes de esa relación y era como si estuviera viendo una novela y yo era un personaje. 😲

Me decía a mi misma: “¿y cómo es que yo antes era tan segura de mi misma, vivía sin miedos, asumía riesgos y tomaba decisiones con mucha tranquilidad?” Y me decía: “¡yo era esa persona, yo SOY esa persona! ¿Qué me está pasando?”

Pasé muchos años luchando con esto. Perdí muchas oportunidades por miedo, por inseguridad.

Mi sanación se dió poco a poco, casi como a cuentagotas, pero comenzó en el momento que pude reconocer que:

  • yo había sido víctima de violencia doméstica
  • que mi culpa en todo esto, era la misma culpa de quien que va al centro comercial a comprarse unos zapatos y cuando sale se da cuenta que le han robado el carro
  • que la violencia doméstica no se limita a cachetadas o puños sino que abarca mucho más.

Cómo diferenciar entre “eran problemas normales de pareja” y fui “víctima de maltrato”

  • en una discusión normal, cada una de las partes quiere expresar y “hacer ganar” su punto de vista; en una discusión con un agresor el va a tratar de controlarte y manipularte para que se haga lo que él dice, tu punto de vista “no existe”
  • las discusiones seguían un patrón (casi podías anticipar lo que el agresor iba a decir o hacer)
  • sentías temor de expresar tu opinión o llevarle la contraria
  • pensabas que en cualquier momento la discusión podía escalar y volverse agresión física
  • temías por tu seguridad y vida, la de tus familiares y/o mascotas
  • te sentías nerviosa y hasta mal físicamente, cuando tenías que enfrentarte al agresor
  • sentías que nunca hacías nada bien porque “si era blanco el decía negro y si luego tu decías negro el decía blanco”
  • en una discusión normal, por lo general sentimos rabia, si sientes que “esto no es normal” o miedo; es maltrato

Todas las parejas en algún momento u otro, no importa cuan bien se lleven, van a discutir, eso es parte natural de una relación.

Sin embargo cuando una discusión normal termina, la pareja puede seguir su relación de manera saludable y es posible que más adelante puedan hablar del acontecimiento y hasta reirse de el.

En cambio, cuando hay maltrato, el agresor sigue en sus esfuerzos para herir a la víctima por días, semanas, meses y hasta años y la víctima se queda con profundas heridas emocionales y vive con las repercusiones por mucho tiempo.

Si quieres saltarte la curva de aprendizaje y vencer la inseguridad, recuperar la confianza más rápidamente para que SIN MIEDO puedas diseñar la vida con la que sueñas quiero hablar contigo, separa el espacio para tu llamada en este enlace: https://calendly.com/brillantefuturo

Aunque en el momento que hice esta pregunta (en otros foros) me refería principalmente a los casos en los que no había maltrato físico (o estaba disfrazado, como en mi caso), muchas personas (tanto mujeres como hombres) dijeron que aún habiendo maltrato físico, no podían identificar que eran víctimas de maltrato.

Leave a Reply

Your email address will not be published.